telefono

Selecciona tu idioma:

Español (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)

Buscanos en:

logo-facebook  logo-twitter
QUIÉNES SOMOS
DÓNDE TRABAJAMOS
QUÉ HACEMOS
NUESTRA FILOSOFÍA
SERVICIOS QUE OFRECEMOS
PUBLICACIONES
RECURSOS POR TEMAS
BOLSA DE EMPLEO JUVENIL
  • QUIÉNES NOS APOYAN
  • Nuestras novedades

    Nombre:
    Email:

    Ciudadanía juvenil

    ciudadania-juvenil

    ¿Cuáles son los procesos y los espacios en donde los jóvenes aprenden a ser ciudadanos en nuestras sociedades contemporáneas? ¿En qué medida los profundos cambios que han transformado las prácticas de implicación en los sistemas democráticos han afectado a la concepción predominante entre los jóvenes sobre lo que significa ser "un buen ciudadano"? ¿Podemos hablar de jóvenes y ciudadanos al mismo tiempo para analizar cómo se interrelacionan ambas categorías en nuestras sociedades contemporáneas o debemos seguir operando con la vieja concepción de juventud como una etapa de espera y preparación que sitúa implícitamente a los jóvenes en una posición de semi-ciudadanía o de ciudadanía de segunda clase? Estos son algunos de los interrogantes a los que pretenden dar respuesta las contribuciones recogidas en este volumen.

    Desde disciplinas diferentes y desde marcos teóricos diversos, un conjunto de especialistas se adentra en un tema básico para el devenir de nuestras sociedades democráticas: el estudio de los complejos procesos, espacios e instituciones en donde tienen lugar los aprendizajes de la ciudadanía entre los jóvenes.

    Sin obviar las dificultades que surgen al tratar de precisar en que consiste el aprendizaje de la ciudadanía, es evidente la necesidad de conceptualizarlo como un proceso dinámico, plural y multiforme -alejado de cualquier noción intuitiva de adoctrinamiento ideológico-, en el que hay que integrar una doble dimensión. Por una parte, la dimensión formativa y educativa que proporciona a los jóvenes valores, conocimientos y competencias que faciliten su integración como miembros de la comunidad a la que pertenecen. Por otra parte, la dimensión de las prácticas que se desarrollan en la esfera de los público, a través de las cuales los jóvenes ensayan, negocian, construyen nuevos significacos y nuevas formas de ciudadanía. El reto, por tanto al que se enfrenta la sociedad democrática es también doble. Enseñar de una manera eficaz a los jóvenes a ser ciudadanos en un entorno abierto y plural, al tiempo que hacer posible su participación activa dentro de los asuntos de la comunidad.

    Jóvenes ejercen ciudadanía creativamente

    (11 de agosto, de 2008) En Brasil, 34 millones de jóvenes entre 15 y 24 años, enfrentan enormes tropiezos para ser reconocidos como ciudadanos que participan activamente en un proceso democrático, situación que desafortunadamente es característica en todos los países de Latinoamérica y el Caribe.

    En Belo Horizonte, encontraron la oportunidad de hacer oír su voz a través la Red Joven de Ciudadanía, proyecto ejecutado por la ONG Associação Imagem Comunitária, que gracias a sus resultados e innovaciones fue uno de los finalistas en 2006 del Concurso "Experiencias en innovación social", que realiza la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) con el apoyo de la Fundación W.K. Kellogg.

    El objetivo del proyecto es crear y fortalecer una red participativa de comunicación. Para ello, jóvenes organizados, hombres y mujeres, involucran pares en riesgo social, integrantes de movimientos culturales y comunidades escolares en un proceso de creación de programas y mensajes en televisión, radios, periódicos, Internet y agencias de noticias. De esta manera se promueve la conectividad y el intercambio y hacen visibles iniciativas que procuran fortalecer la ciudadanía del público juvenil, tradicionalmente "invisibles" en los medios de comunicación.

    Las acciones de la Red se estructuran en dos frentes: un programa de formación y producción relacionado con la comunicación comunitaria, y otro desarrollado en las escuelas públicas. En el primero se constituye una red de "comunicadores" juveniles por medio de la sensibilización, movilización y formación de 54 jóvenes de las 9 regiones de Belo Horizonte que se convierten en corresponsales que ejercen como agentes multiplicadores responsables de investigar y divulgar información relacionada con iniciativas que promueven la ciudadanía.

    El trabajo en las escuelas públicas, fomenta la creación de redes de comunicación en los establecimientos educativos, creando espacios de experimentación a través de la producción mediática, con miras a consolidar el sentimiento de ciudadanía entre los estudiantes. Hoy cuentan con una red que reúne a 294 instituciones del ámbito público y privado, de las cuales 200 son escuelas.

    Uno de los elementos más innovadores de esta experiencia es la metodología utilizada, que integra el proceso de formación con el de creación. Contribuye a mejorar la autoestima de los jóvenes, especialmente los que viven en la periferia, ampliar su visión del mundo, incrementar el intercambio entre ellos y con sus propias comunidades, repensar el papel de la escuela y demostrar la potencia del trabajo asociativo.

    Es indudablemente un modelo del cual se pueden extraer una gran cantidad de elementos replicables en cualquier país de la región y que permitiría dar visibilidad, sentido de pertenencia y ciudadanía a los jóvenes que hoy viven excluidos tanto económica como socialmente.